La UE devolverá a la mayoría de los inmigrantes irregulares que cruzan el Mediterráneo

Sólo 5.000 inmigrantes irregulares podrán ser acogidos en Europa, según recogerá el paquete de medidas que los líderes de la UE aprobarán este jueves en la cumbre de emergencia que se celebra tras la tragedia del pasado fin de semana en el Canal de Silicia en el que fallecieron más de 800 inmigrantes.

Según publica el diario británico ‘The Guardian’, el documento confidencial de la cumbre indica que la gran mayoría de los supervivientes que logran completar el viaje y llegar a Italia -150.000 el año pasado- serán devueltos a sus países de origen como inmigrantes irregulares bajo un programa de rápido retorno coordinado por la agencia de fronteras de la UE, Frontex. Más de 36.000 supervivientes han llegado en lo que va de año a Italia, Malta o Grecia.

Las conclusiones del proyecto de la cumbre también revela que se aprobará una importante expansión de las tareas de búsqueda y rescate en el Mediterráneo ante la crisis humanitaria que supone el drama de la inmigración ilegal.

La declaración de la cumbre se limita a confirmar la decisión de los ministros de Exteriores e Interior de la UE de duplicar la financiación para 2015 y 2016 y « reforzar los activos » de la operación ‘Poseidón’ de vigilancia de las fronteras, y de la operación ‘Tritón’ cuyos efectivos patrullan a 30 millas de las costas italianas.

Sin embargo, todavía no se ha aclarado en cuánto aumentarán los medios de ‘Tritón’ ni de dónde saldrá el dinero y los activos, algo que podrían concretar los líderes europeos.

En segundo lugar, los jefes de Estado y de Gobierno discutirán lanzar una misión civil y militar para capturar y destruir los barcos que utilizan los traficantes de inmigrantes en el Mediterráneo, que seguirá el modelo de la operación Atalanta contra la piratería. La UE ha constatado que hay una escasez de embarcaciones en Libia y que los traficantes obligan a menudo « a punta de pistola » a las personas que rescatan a los inmigrantes a devolver los barcos. Pero aún no está claro cuál será el mandato de esta operación ni si se desarrollará por tierra o mar.

La declaración describe la crisis como una tragedia y dice que la UE movilizará todos los esfuerzos a su alcance para evitar más pérdidas de vidas en el mar y para hacer frente a las causas fundamentales de la emergencia humana, incluida la cooperación con los países de origen y tránsito.

Sin embargo, en el plan de 10 puntos de la UE también se plantea la creación de « un proyecto piloto voluntario » de reasentamiento que ofrece al menos 5.000 plazas para los que se beneficien de esta protección.

Para repartir el esfuerzo entre los Estados miembros, una de las cuestiones más polémicas, Bruselas plantea un proyecto piloto voluntario de acogida de refugiados y estudiar opciones para un mecanismo de emergencia de reparto de inmigrantes. La UE pondrá en marcha además un nuevo programa de repatriación rápida de inmigrantes irregulares coordinado por Frontex desde los Estados miembros más afectados. EASO desplegará equipos en Italia y Grecia para procesar peticiones de asilo y todos los Estados miembros se comprometen a tomar las huellas de todos los inmigrantes.

Los equipos de emergencia deberán ser desplegados en Italia para ayudar al registro, la toma de huellas dactilares y el tramite las solicitudes de protección de asilo como refugiados. También un mayor apoyo que se dará a Túnez, Egipto, Sudán, Malí y Níger para vigilar y controlar sus fronteras terrestres.

En el ámbito de la política exterior, la UE se compromete a intensificar los esfuerzos para lograr un Gobierno de unidad nacional en Libia, el país de donde parten la mayor parte de los barcos de inmigrantes, y a aumentar la colaboración con Níger en la lucha contra redes de tráfico de seres humanos. Además, se desplegarán funcionarios expertos en inmigración en las delegaciones de la UE en los países terceros considerados clave para recabar información sobre flujos migratorios.